7 razones para crear un blog

Vivimos tiempos de cambios. Antes, tener estudios te garantizaba un trabajo digno; ahora, lo único que te garantiza es ser un parado ilustrado. Las empresas reciben decenas de currículums cada semana. Las probabilidades de que escojan el tuyo son similares a las de que toque el Gordo de Navidad.

Tienes dos opciones: seguir enviando tu CV a mansalva y darte por satisfecho, o elaborar algún método que te permita diferenciarte del resto (inglés sabemos todos). Decía un tal Albert Einstein: “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Pues eso.

Un blog es tu escaparate en internet. Se caracteriza por ofrecer a los demás tu visión subjetiva de la realidad, sin las típicas presiones del jefe o las limitaciones de una línea editorial. Los blogs surgieron como diario personal. Este formato fracasó pronto.

Salvo que seas una celebrity, a nadie le importa tu vida. Posteriormente, fueron evolucionando hasta convertirse en blogs temáticos, en los que sus autores aportan contenido de valor que ayuda a resolver los problemas de su audiencia.

Hoy en día no es necesario tener conocimientos técnicos para crear tu propio blog. Una persona con conocimientos básicos de informática puede hacerlo. Con mi curso gratuito Crea tu blog con WordPress te aseguro que serás capaz de construirlo en menos de una semana.

A continuación, veamos cuáles son las razones para crear un blog.

Disfrutar

La vida es corta. No pierdas el tiempo haciendo lo que no te gusta. Escribe sobre lo que apasiona: el fútbol, los coches, las motos, moda, cocina, tecnología, marketing, desarrollo personal, etc. Además, si no te gusta a ti, al resto tampoco. Los sentimientos son contagiosos. Tu tono te delatará.

Descubre qué es lo que te apasiona. Ese será el tema de tu blog. Si no lo tienes muy claro, pregunta a amigos y familiares. “Oye, ¿con qué afición me brillan los ojos como a un niño con zapatos nuevos? ¿Qué es lo que no me canso de hacer? ¿Lo que siempre disfruto haciendo?

Aprender

Cuando algo te gusta mucho, sueles saber bastante, ya que disfrutas aprendiendo. Quizá seas el nuevo Julio Maldonado “Maldini”, que conoce futbolistas cuya existencia desconocía hasta su familia. Puede que tu temática no tenga nada que ver con el fútbol, ni siquiera con el deporte. Da igual. Cualquiera es buena para aprender.

Escribiendo en un blog vas a aprender seguro sobre:

  • Informática (hosting, dominio, SEO)
  • Escritura, haciendo se aprende
  • Si no lees, pronto se te acabarán las ideas.
  • Expresión oral. Si abres un canal de YouTube o grabas un podcast.
  • Capacidad de análisis (estudiar algo en toda su amplitud) y síntesis (sacar conclusiones)
  • Y, por supuesto, la temática que elijas.

Crear marca personal

En un mundo tan competitivo como el actual, es necesario diferenciarse. Necesitas crearte un hueco en el mundo laboral. Tu nombre tiene que hablar sobre tu profesionalidad y tus cualidades. Tú eres tu marca personal.

Las marcas internacionales tienen su propio significado, fruto de la imagen corporativa que han transmitido al público. Coca-Cola se asocia a la felicidad, Apple a la exclusividad y Volvo a la seguridad. Que decir tu nombre sea sinónimo de trabajo, constancia y simpatía.

Realizarte como persona

Cuando estás en un trabajo que no te gusta, te sientes frustrado. Si estás en paro, más aún. El blog puede ser el antídoto que necesitas. En él puedes hablar sobre lo que quieras, compartir vídeos, audios, imágenes. Nadie te dice lo que tienes que hacer. Sigue tu pasión y serás feliz.

Al principio tendrás muchas ideas. Conforme vayas escribiendo puede llegar un momento en el que se te apague la bombilla. Para evitar esto es muy importante planificarse. Te recomiendo que realices un calendario editorial, donde aparezca la temática y el día en el que vas a publicar. Si le pones un título, aunque no sea definitivo, mucho mejor.

Si escribes aunando cabeza (planificación) y corazón (pasión), te sentirás profundamente realizado. De esta forma, ganarás en confianza, autoestima y hábitos de trabajo. Tu vida entera se verá reforzada por tu nuevo hobby. Y puede que termine convirtiéndose en tu trabajo.

Ganar dinero

Tu actividad en internet se puede monetizar de cuatro formas principales:

  • Publicidad – Banners, artículos patrocinados
  • Productos – Tanto físicos (smartphones, manualidades) como digitales (ebooks)
  • Servicios – Diseño gráfico, web, traducción, redacción, edición de vídeo, etc.
  • Marketing de afiliación – Recomendar productos de terceros y cobrar una comisión

Aquí te dejo las 10 claves para crear negocios exitosos.

Encontrar trabajo

Aumenta tu empleabilidad. En el tradicional CV únicamente muestras lo que dices que sabes; en un blog lo demuestras. Comienzas siendo un principiante (o no) y terminas convirtiéndote en un experto, alguien que sabe más que la media.

El autoempleo requiere una gran dosis de disciplina y de paciencia. Esto habla muy bien de tu actitud, tu iniciativa y tu proactividad. Los reclutadores de las empresas buscan en internet a los candidatos que les resultan interesantes. Mejor que salga tu blog que una foto de Facebook en el que apareces en un bar de copas ligeramente perjudicado.

Si trabajas por cuenta propia, un blog también es una fantástica herramienta, ya que te permite aumentar tu visibilidad. De este modo, puedes atraer clientes y hacer crecer tu negocio.

Si empiezas desde cero, puedes empezar a ganar dinero (como hemos visto en el apartado anterior) y si consigues que los ingresos sean recurrentes, tu blog puede convertirse en tu empleo.

Conocer gente

Por último, y no menos importante, tendrás la posibilidad de conocer a otras personas a las que le gusta lo mismo que tú. Gente que comparte tus aficiones, tus intereses y tu forma de ver la vida.

Cuando empiezas un blog, hay mucha gente que piensa que eres un friki, que lo haces exclusivamente por amor al arte o porque “tienes mucho tiempo libre”. Nada más lejos de la realidad. A todos nos gusta sentirnos comprendidos. Los blogueros nos comprendemos mejor entre nosotros de lo que lo hace el resto de la sociedad.


Consejo: no esperes a terminar tus estudios o quedarte en el paro para empezar con tu blog. Cuanto antes empieces, antes te beneficiarás de su potencial. Puede que no aciertes a la primera con la temática o con la frecuencia de publicación. No te preocupes. El fracaso forma parte del aprendizaje. Tampoco hay que ser ingenuo y creer que es lo deseable, pero sí aceptarlo como parte del proceso y aprender tanto de los aciertos como de los errores.

Pablo Moreno Acevedo

Pablo Moreno Acevedo

Consultor de marketing digital especializado en la creación y el posicionamiento de contenidos. Me dedico a aumentar la visibilidad, los clientes y los ingresos de otros profesionales a través de Internet.
Comparte en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on linkedin
LinkedIn

4 comentarios en “7 razones para crear un blog”

Deja un comentario

 

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar

15585
15856

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar