Adiós al currículum vitae, bienvenidos al branding

Hasta ahora, el Curriculum Vitae (CV) era el documento que mejor reflejaba nuestro valor profesional. En él figuraban nuestra formación –académica y extracurricular–, nuestra experiencia profesional y nuestros conocimientos adicionales (idiomas, música, informática). Con la llegada de la crisis, ya no es suficiente tener unos estudios para encontrar un empleo. Es más, Agustín Grau, en su obra La fórmula del éxito, afirma que la universidad es una escuela de parados. Razón no le falta.

Los puestos de trabajo escasean, los profesionales en paro han decidido seguir formándose para aumentar su empleabilidad y los departamentos de recursos humanos reciben decenas de CVs todas las semanas, de los cuales, muchos van directamente a la trituradora. Los procesos de selección son una odisea. Se realizan muchas entrevistas para cubrir un solo puesto de trabajo. Las empresas tienen mucho donde elegir. El mercado está saturado.

En tiempos de crisis, (cuando lo nuevo no termina de arrancar y lo viejo no termina de morir, Agustín Grau) es una época ideal para replantearnos muchas cosas, en especial lo que está a nuestro alcance, la forma en la que desarrollamos nuestra vida profesional. Pasar 8 horas diarias en una oficina, haciendo lo que nos dice el jefe, o el superior de turno, sin tiempo para disfrutar de los amigos y de la familia, no es precisamente la forma de vida soñada.

El nuevo paradigma

Todos tenemos una marca personal, una seña de identidad. Esa huella que dejamos en los demás. Lo que dicen cuando no estamos presentes. El branding es el proceso de construcción de la propia marca, con la intención de diferenciarnos y posicionarnos en la mente de los demás para que valoren nuestras cualidades profesionales y nos tengan en cuenta cuando necesiten contratar a alguien.

Es hora de tomar el control. El objetivo es que te consideren la mejor opción, para ello, debes olvidar el viejo método del CV (con sus pequeños “adornos”) y centrarte en desarrollar una marca personal sólida basada en tus conocimientos y habilidades. Ya no hay rutas establecidas, tú marcas tu propio camino. La mejor forma de ganar visibilidad y demostrar lo que sabes es crear un blog.

Internet nos brinda un mundo de posibilidades. La democratización de la Red se produjo con la llegada de los blogs y las redes sociales. Antes, Internet era un escaparate para grandes empresas, una herramienta para mostrar su grandeza y seguir influyendo en las mentes de los ciudadanos. A día de hoy, cualquier empresa (grande o pequeña) sabe que lo importante es la opinión de sus clientes. Por ello, tratan de involucrarles en su estrategia comercial mediante la creación de blogs corporativos, el fomento de los comentarios en su web y la interactuación con sus seguidores en las redes sociales.

Cuanto mayor valor añadido posea nuestra marca personal, más ofertas tendremos y más estarán dispuestos a pagar por nuestros servicios. Esto nos permitirá elegir cuándo y con quién trabajamos. Es similar a lo que ocurre con las marcas comerciales. Apple puede poner un precio más alto que HP porque sus productos son más prestigiosos.

Los internautas hemos pasado de consumidores de información a prosumidores, producimos y consumimos. Cualquiera puede generar contenido en Internet. Aprovechémonos de ello.

Plan de acción

Una vez que has decidido crear un blog, debes centrarte en la temática en la que te gustaría ser un referente. No es necesario que dicha temática esté relacionada directa o indirectamente con tus estudios, aunque siempre ayuda. Por ejemplo, si eres diseñador web, te vendrá muy bien hablar sobre las tendencias de este año en la creación de páginas web o la nueva actualización de un determinado gestor de contenidos (CMS). A lo mejor eres filósofo y te encanta el mundo de los blogs y el marketing digital, no te preocupes. Hoy en día, el conocimiento está al alcance de un clic.

Elige un tema que te apasione y tenga mercado. Si tu pasión no tiene tirón, no interesa mucho, escoge algo que te guste un poco menos pero sea de gran interés, que sea monetizable. Si te vuelve loco talar árboles o afilar cuchillos, quizá debas buscarte algo menos apasionante pero con mayor posibilidad de empleabilidad.

Debes pasar a la acción. Lo primero que debes hacer es establecer una estrategia. Determina cuántos artículos vas a escribir a la semana (recomendable de 1 a 3), qué días y, a ser posible, a qué hora. Establece un calendario editorial. Esto te ayudará a ti a ser constante y también a crear una comunidad de seguidores que estén pendientes de tus artículos, lo que sin duda es un gran paso hacia tu objetivo de ganar visibilidad.

Para ser capaz de aportar un valor añadido a tus lectores y no hacer un refrito de otros artículos (no copies, está muy feo, no te aporta nada y Google lo penaliza), lo que tienes que hacer es formarte. Apúntate a cursos (online u offline) sobre el área en la que quieres especializarte, suscríbete a blogs que valgan la pena, con los que aprendas, lee libros y mantén contacto con otros bloggers (comenta en sus blogs, interactúa en Twitter o escríbeles un mail).

Ventajas de la marca personal

  • Accesible a cualquier persona
  • Controla tu vida profesional y personal
  • Conoce gente y emprender nuevos proyectos
  • Diferenciarte de los demás y aumentar tu valor profesional
  • Alcanza la libertad financiera

Conclusiones

La marca personal no es totalmente controlable, ya que no depende solo de ti, sino de lo que piensan los demás sobre ti. Por ello, debes ser transparente y coherente con lo que haces. Busca tu nicho de mercado, cuando más especializado mejor, fórmate y crea valor añadido.

Por último, no olvides que el branding es una carrera de fondo, no sirve de nada esprintar una semana y parar un mes. La mayoría de los bloggers abandonan su proyecto en menos de un año. La paciencia es clave. De ahí la importancia de hacer algo que te guste, sino lo abandonarás a las primeras de cambio.

¿A qué esperas para construir tu marca?

¡Puntúa este post!
(Votos: 2 Promedio: 5)
Pablo Moreno Acevedo

Pablo Moreno Acevedo

Consultor de marketing digital especializado en la creación y el posicionamiento de contenidos. Me dedico a aumentar la visibilidad, los clientes y los ingresos de otros profesionales a través de Internet.
Comparte en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

 

Este contenido está protegido por derechos de autor

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar

15585
15856

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar