Descubre tu cliente ideal y céntrate en él

En cualquier negocio es muy importante saber a quién te diriges.

Hasta ahora, se tenían en cuenta aspectos demográficos (edad, sexo) y socio-económicos (renta, clase social, estudios).

Esto es lo que se conoce como target o público objetivo.

Las herramientas digitales permiten acotar el universo de potenciales clientes y filtrarlo por características más personales como las de conducta (qué temáticas le interesan) o su psicología (ambiciones, problemas, frustraciones).

Este perfil de cliente ideal, en el que se incorporan rasgos conductuales y psicológicos, se conoce como buyer persona.

Hace no mucho hablábamos del inbound marketing y de los pasos para llevarlo a cabo.

Pues bien, si no conoces a tu cliente ideal, todo esto no tiene ningún sentido.

Y ninguna efectividad.

Define tu cliente ideal

Aquí hay que matizar una cosa.

Es cierto que es bueno tener un único cliente ideal, un tipo de persona al que dirigirnos.


Por ejemplo, mi cliente ideal tiene entre 22 y 25 años, acaba de terminar la carrera y está harto de ser explotado como becario, por lo que decide tomar las riendas de su vida.

Es consciente de que puede aportar mucho valor a la sociedad, pero que no le han dejado hacerlo, porque siempre lo han tenido desempeñando tareas que no están alineadas con su formación.

Estudió una carrera universitaria que le gustaba y trabaja como becario poniendo cafés y haciendo fotocopias.

Tiene muchas dudas para emprender. Lleva tiempo siguiendo varios blogs y ve que no es tan difícil y que, aunque es sacrificado, merece la pena.


Está bien, sin embargo, debes analizar si dirigiéndote a ese único buyer persona puedes tener un negocio rentable.

Puede que sí, puede que no.

Además, al principio es difícil verlo tan claro, por eso te aconsejo que valores varios buyer persona, varios tipos de potenciales clientes a los que dirigirte.

Me encantaría trabajar exclusivamente para recién titulados.

Pero este público presenta varios problemas:

El primero es que su capacidad adquisitiva es muy reducida.

El salario de becario (si es que lo tiene) no da para mucho.

Por tanto, es complicado que haga un gran desembolso en un producto o servicio digital.

Otro tipo de personas que acuede a mí: el trabajador insatisfecho.

Veamos más cosas sobre él.


El trabajador insatisfecho tiene cierta edad (35 – 50 años) que lleva mucho tiempo viendo la vida pasar en un trabajo en el que no se siente realizado y no termina de llenarle.

Se siente encerrado en una rutina repetitiva y aburrida, en la que la creatividad y la innovación no tienen cabida o están limitadas por unos patrones preestablecidos.

Esta persona quiere cambiar de aires, hacer algo distinto que le gratifique.

Puede que no se atreva (y no deba) abandonar su trabajo actual, al menos de momento.

Tiene familia, facturas que pagar, hipoteca, etc.


Admira a los emprendedores y tiene ansias de dar el salto.

Sin embargo, no termina de ponerse a ello.

No encuentra el momento.

Es muy arriesgado.

No tiene tiempo.

Dale lo que quiere a tu buyer persona

Una vez que hemos identificado los problemas de nuestro cliente ideal, lo que le preocupa (sus puntos de dolor), es hora de ayudarle a solucionarlos.

Se trata de ofrecer una solución a un precio razonable, incluso gratis.

En este blog doy mucho material gratuito para que el lector pueda solucionar problemas sencillos por sí mismo.

No se trata de aprovecharse de los problemas de la gente.

Tampoco de ser el ‘pringao’ que da mucho y no recibe nada (como el becario explotado).

Todos tenemos facturas que pagar y un estómago que llenar.

No te compliques la vida

Cuantos más datos conozcas sobre tu buyer persona, más sencillo te resultará aportarle algo de valor con lo que pueda solucionar sus problemas.

Y más fácil te resultará al tipo (o tipos) de cliente que quieres en tu blog.

Lo normal es que empieces un poco perdido, a menos que ya tengas experiencia y formación en negocios.

Así que no te preocupes sino sabes definir muy bien tu buyer persona.

Empieza por algo genérico (personas de 23 a 45 años) y vete acotando poco a poco.

Puedes fijarte en qué posts son los más leídos y más comentados.

También en los emails y menciones que te hacen en redes sociales.

Ahí tienes mucha información sobre los problemas de tu audiencia.

Fórmate para solucionarlos, ejecuta la solución y verás como tu negocio crece.

Esto no significa que no puedas atender a otro tipo de clientes. Por ejemplo, un señor de 60 años que quiere un blog para contar al mundo sus experiencias.

Lo que significa es que centres tu marketing de contenidos en tu cliente ideal.

¿Cuál es tu cliente ideal?

¡Puntúa este post!
(Votos: 2 Promedio: 5)
Pablo Moreno Acevedo

Pablo Moreno Acevedo

Consultor de marketing digital especializado en la creación y el posicionamiento de contenidos. Me dedico a aumentar la visibilidad, los clientes y los ingresos de otros profesionales a través de Internet.
Comparte en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on linkedin
LinkedIn

2 comentarios en «Descubre tu cliente ideal y céntrate en él»

    • Bienvenido al blog, Soldadito Marinero.

      Por supuesto, un blog no es más que la parte visible de un negocio en internet.

      Gracias por comentar. Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

 

Este contenido está protegido por derechos de autor

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar

15585
15856

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar