Cómo elegir una plantilla para WordPress

Cuando creas tu primera página web buscas que todo sea lo más barato posible, incluso gratis. Por ese motivo lo haces todo tú: diseñar el logo, gestionar las redes sociales, hacer la web… Algunas cosas te compensan, otras no.

Y lo que tienes que contratar, no lo haces salvo que no te quede más remedio. Si hay una opción gratis ni te lo piensas. Te la juegas hasta con el hosting. No lo hagas. Toda tu web está en peligro.

Si quieres una web con una apariencia agradable, tendrás que comprar un tema. Vete haciéndote a la idea.

Plantillas gratuitas de WordPress

Plantillas para WordPress gratis

La verdad es que hay muchísimas plantillas gratuitas y algunas no están del todo mal.

Sí, yo también las he utilizado y no te las recomiendo para tu negocio.

Presentan algunos inconvenientes que pueden ser insalvables:

Panel de administración con pocas opciones

La mayoría de ellos te ofrecen muy pocas opciones y si quieres hacer cambios profundos tienes que cambiar el código.

Tareas tan simples como cambiar el logo o añadir un favicon pueden volverse imposibles.

Diseños pobres y aburridos

Los diseños son muy pobres. Si te fijas bien, lo que hacen en la demo es poner fotos de calidad para dar la apariencia de que la plantilla está chula.

Cuando la instalas te das cuenta de que es una mierda pinchada en un palo.

Errores en el código

No se sabe muy bien por qué, pero muchos de estos temas fallan más que una escopeta de feria.

La realidad es que el desarrollador seguramente la haya hecho para darse a conocer y para aprender, por lo que puede contener errores ya que carece de experiencia.

Además, como es gratis, ¿para qué se va a molestar en solucionar los problemas?

Ausencia de soporte

Como he dicho en el punto anterior, ese tema es solo un conejillo de indias o ha nacido de un momento de inspiración de un programador que quería hacer algo útil.

El problema es que una vez que ha terminado su trabajo, no tiene por qué mejorarlo o solucionar los errores del código o ayudar a los “clientes” a personalizarlo.

Nadie trabaja gratis.

Tu diseño pende de un hilo

Por tanto, nadie te asegura que el autor de la plantilla la vaya a actualizar o, incluso, la borre. Y es lo mismo. Lo único que cambia es el tiempo que pasa hasta que te veas obligado a cambiar de plantilla.

Si no la actualiza, dejará de ser una plantilla segura y presentará incompatibilidades con las nuevas versiones de WordPress.

Si la borra (poco probable), tendrás que cambiarla inmediatamente.

Claves para elegir un tema de WordPress

Hay tanta oferta, tantas posibilidades, que a veces resulta complicado cuál es una buena opción y cuál podría complicarte la vida y hacerte perder dinero y tiempo.

Por este motivo, no te recomiendo que vayas a ThemeForest a comprar tu tema. Las demos molan mucho, pero el aspecto al instalarlo en WordPress no tanto.

Estos son las 10 características que tiene que tener una buena plantilla.

1. Responsive

El tráfico móvil está creciendo a pasos agigantados y ya supera al tradicional.

Tu página debe verse correctamente en todos los dispositivos (ordenadores, tablets y smartphones). Esto no significa que deba aparecer exactamente el mismo contenido, ya que, por ejemplo, en el móvil leemos menos que en el PC.

Lo que es imprescindible es que la web se adapte al tamaño de la pantalla desde que la que se está visualizando. Algunas plantillas dicen ser responsive y luego no lo son tanto.

Diseño web responsive

2. Facilidad de uso y flexibilidad

Que permita cambiar la estructura, los colores, la tipografía… Es muy importante que se puedan hacer los cambios básicos desde el personalizador del tema, sin tener que recurrir a modificar el código.

Si quieres integrarlo con algún editor visual, debes tener en cuenta que puedan usarse secciones de ancho completo, lo que facilita mucho la armonía de tu sitio web.

Un buen tema de WordPress debe ser fácilmente gestionable por un principiante.

3. Acorde al objetivo de la web

Aquí tienes dos opciones: elegir un tema multipropósito o uno específico para el sector de tu negocio.

Los primeros sirven para todo tipo de proyectos, sin embargo, debes tener mucho cuidado ya que algunos tienen un exceso de configuraciones que los hacen pesados y lentos. Un error muy típico de principiante es comprar Avada y pasarse meses para configurarlo.

Un tema específico presenta la ventaja de que está pensado para tu negocio. Si tienes una inmobiliaria, un tema de este tipo te facilitará mucho el trabajo de diseño, ya que vendrá con la estructura preparada para mostrar un catálogo de casas y una ficha para cada una de ellas. El problema es que solo sirve para ese sector y no la vas a poder reutilizar en otro proyecto.

4. Velocidad de carga

Factor clave para tu lector y para Google. El lector se irá si tu web tarda mucho en cargar. La compañía norteamericana no te hará mucho caso y será difícil encontrarte en los resultados de búsqueda si le cuesta indexar tu sitio.

El problema es que la velocidad de carga es que no sabes cuál es hasta que compras e instalas la plantilla en tu WordPress. Por este motivo es tener en cuenta lo que dicen otros bloggers sobre dicho tema.

Recuerda que el hosting influye mucho en la velocidad de carga, así como la correcta optimización de la página y el plugin de caché que utilices. Puedes medir la velocidad utilizando herramientas como Pingdom Tools. Para hacer el test, elige los servidores más cercanos a tu ubicación y repite la prueba varias veces.

5. Valoraciones de los usuarios

La prueba social siempre es importante. ¿Qué comprarías una plantilla que recomienda tu blogger favorito o una que has encontrado de rebote en un repositorio? Está claro que la primera.

Aquí también influyen otros aspectos como la nota que le pongan los usuarios en foros o en el repositorio oficial de WordPress, si la plantilla tiene una versión gratuita.

GeneratePress

6. Diseño atractivo

Ten en cuenta que este aspecto es menos importante de lo que parece. Y me explico.

Si quieres que tu web sea una página estática con un diseño muy vistoso, coge la plantilla más chula.

En cambio si lo que quieres es un diseño funcional que esté orientado a conversiones (vender, captar leads, difundir contenidos, etc.), quizá tengas que sacrificar algo el diseño.

Dicho esto, está claro que cuanto más bonita sea la plantilla mejor, aunque no es necesario que sea preciosísima, ya que podremos darle un aspecto más atractivo con un editor visual, como Elementor.

7. Favorece el SEO

Es importante que el código de la plantilla sea limpio, es decir, que no contenga códigos innecesarios y que sea comprensible para Google. WordPress favorece la indexación y seguro que usas algún plugin, como Yoast SEO, para controlarlo con precisión.

Después de currarte un gran contenido en tu blog, no querrás que una mala plantilla eche por la borda tus esfuerzos de posicionarte en Google entre las primeras posiciones.

8. Soporte real y efectivo

Lo fundamental es que el tema reciba actualizaciones con frecuencia. Esto ayudará a solucionar errores y corregir vulnerabilidades. También es importante que disponga de un foro o un chat en el que poder preguntar dudas o informar sobre algún problema.

Si el soporte no cumple con su función o el tema se actualiza una vez al año, será mejor que cambies de tema, con la consiguiente pérdida de tiempo y de dinero que conlleva.

9. Idioma

El tema que elijas debe estar traducido a tu idioma. Puedes traducirlo manualmente pero es un coñazo. Además, si pagas por él tienes derecho a exigir que esté traducido. Das dinero para ganar tiempo.

Queda muy feo eso de “comments” o de “search”. Son detalles que pueden marcar la diferencia entre una web amateur y una profesional.

10. Precio

Y lo pongo el último porque lo considero el menos importante.

La mayoría de plantillas tienen un precio parecido (entre 40€ y 60€). Por lo que no lo considero un factor fundamental.

Aquí hay que tener en cuenta que algunas plantillas puedes comprarlas pagando una sola vez y tienes derecho a soporte, otras tienes que pagar cada año si quieres soporte (las actualizaciones te siguen llegando aunque no renueves), y otras hay que pagar una licencia de por vida (más cara de lo habitual, aunque no tienes que renovar).

Ahora se estila mucho el modelo freemium, en el que puedes instalar una versión reducida de un tema de forma gratuita y tienes que comprarla si quieres utilizar las funciones avanzadas.

Un ejemplo de esta estrategia es Zerif.

La mejor plantilla de WordPress

Es siempre muy complicado decir cuál o quién es lo mejor en algo.

Messi o Cristiano, ColaCao o Nesquik, dulce o salado…

Antes de que los Divi lovers se enfaden, creo que Divi es una gran plantilla aunque le falta un puntito para ser la mejor. Desde la última versión se puede editar desde el frontend. Sin embargo, no es en tiempo real. Editas un bloque y hasta que no guardas no se ve el resultado. Aún así es muy buena y la recomiendo.

Pero si me tengo que mojar, diría que la mejor plantilla es Generate Press, en su versión premium. Tiene una serie de add-ons que se pueden adquirir de forma individual, aunque yo recomiendo comprar el pack completo.

GeneratePress Premium

Por tanto, GeneratePress también es una plantilla freemium, pero es muy recomendable hacerse con la versión de pago. De este modo, podrás cambiar tipografías, espaciados y colores a golpe de clic.

Alcanza su máximo esplendor en conjunción con Elementor Pro. Juntos forman una dupla impresionante que te permite hacer auténticas virguerías.

Y tú, ¿qué plantilla utilizas?

¡Puntúa este post!
(Votos: 2 Promedio: 5)
Pablo Moreno Acevedo

Pablo Moreno Acevedo

Consultor de marketing digital especializado en la creación y el posicionamiento de contenidos. Me dedico a aumentar la visibilidad, los clientes y los ingresos de otros profesionales a través de Internet.
Comparte en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on linkedin
LinkedIn

2 comentarios en «Cómo elegir una plantilla para WordPress»

  1. Está interesante. La verdad es que hasta ahora andaba picando las webs… Pero creo que o me paso a usar alguna plantilla base chula y editor, o me va a ser complicado.

    Tenía pensado adquirir DIVI, ya que me pintaba muy bien… Pero ahora me dejas en la duda con lo de Elementor + GeneratePress. ¿Elementor Funciona con Shortcodes también como DIVI? El precio de ambas cosas juntas es bastante similar (en la opción ilimitada). En mi caso sí que sé meterme a código o al css. Ya digo, de momento lo he estado haciendo todo así, porque así aprendo 😉 Pero creo que para el día a día necesito algo más ágil.

    Responder
    • Hola, Taisa.

      Si quieres ser productiva y que tus diseños te resulten rentables tienes que tratar de optimizar el tiempo que dedicas a cada proyecto. Esto te lo da la experiencia más el uso de las herramientas adecuadas.

      Saber HTML y CSS viene muy bien. De hecho, en el personalizador de WordPress puedes insertar CSS directamente sin necesidad de crear un tema hijo (child theme) ni nada. Elementor trae un apartado en cada uno de sus widgets para añadir el CSS que quieras.

      He usado Divi y no está nada mal. El problema es que su diseño es más por bloques. Esto agiliza la creación pero disminuye mucho la personalización. Me consta que ha mejorado pero no creo que esté a la altura de Elementor. Vengo utilizando la versión Pro de este último desde hace más de un año y estoy encantado. Te recomiendo este post de Arturo García: https://www.arturogarcia.com/elementor-pro

      Soy un fanático del aprendizaje y entiendo tu postura, ahora bien, llega un momento que lo que tienes que hacer es aprender solo lo estrictamente necesario y el resto del tiempo dedicarlo a ganar visibilidad, clientes y a dar tus servicios. Al final, esto es un negocio y si no consigues ganarte la vida con ello se convierte en un caro pasatiempo.

      Responder

Deja un comentario

 

Este contenido está protegido por derechos de autor

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar

15585
15856

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar