Qué es el SEO y cómo lo mejoro

El SEO es el posicionamiento web en buscadores. Este acrónimo viene del inglés y significa Search Engine Optimization. Es el posicionamiento orgánico (natural) en Google, que es el rey de los buscadores. La intención del SEO es que un sitio web sea encontrado con más facilidad cuando los usuarios hacen una búsqueda y, por tanto, reciba más visitas.

Con la democratización de la Red y la llegada masiva de empresas y particulares a este nuevo ecosistema tecnológico, el SEO se ha convertido en un factor primordial para el éxito de un proyecto. No conozco a nadie que cree un blog o una web para que no le visite nadie. Un experto en esta disciplina tiene el trabajo asegurado. Hay más demanda que oferta, como en muchos de los nuevos trabajos asociados a Internet.

Un buen posicionamiento web, además de llevar más tráfico a nuestra web, nos va a permitir tener más relevancia, ser más conocido, crearnos una marca personal y con todo esto, vamos a tener más posibilidades de venta. Cuantos más clientes entran en nuestro establecimiento, más posibilidades tenemos de tener éxito en nuestro negocio.

Además, la ventaja del SEO es que atrae tráfico cualificado, es decir, personas que han hecho un esfuerzo por encontrar esa palabra clave (keyword) en los buscadores, por lo que realmente está interesada en solucionar un problema mediante el acceso a una información concreta, la compra de un producto o la contratación de un servicio.

El potencial cliente ha dado el primer paso. Aprovéchalo.

Cómo posicionar tu web

«Todo esto está muy bien, Pablo, pero ¿cómo paso a la práctica?»

Lo que tienes que hacer para mejorar tu posicionamiento web es, en primer lugar, decirle a Google que existes. Lo primero es darse de alta en Google Search Console y registrar tu sitio. A continuación, date de alta en Google Analytics e introduce el código de seguimiento en tu web para saber todo lo referente al tráfico de tu web: número de visitas, usuarios únicos, páginas vistas, desde qué países acceden, a través de qué enlaces, etc.

Un factor clave es la velocidad de carga. Aquí influyen varias cosas, empezando por el hosting, siguiendo por el tamaño de tu sitio, la optimización de las imágenes y la compresión del sitio con plugins como WP Super Caché o W3 Total Caché. El primero es más sencillo de configurar y el segundo está pensado para usuarios avanzados.

Para tener un blog rápido, es muy importante que tu hosting sea rápido, que la plantilla que utilices sea liviana (algunas muy bonitas son muy pesadas, tenlo en cuenta), que tus imágenes estén optimizadas previamente a colgarlas en la Red, y que tu plugin esté bien configurado.

El título de sitio web es importante a la hora de posicionarte. Si bien es cierto, que Google lo tiene cada vez menos en cuenta, ya que algunas personas utilizaban un título que no correspondía con el contenido de su blog. Lo ideal es que el título y el dominio sean el mismo. Hoy en día es prácticamente imposible encontrar un dominio que contenga palabras clave y esté libre.

La descripción de web o de tu blog debe ser breve (dos o tres líneas) y clara. Tienes que ser capaz de explicar en pocas palabras qué ofreces en tu blog. Utiliza tus keywords. No las repitas o Google podría penalizarte.

Tus URLs (misitio.com/seo) tienen que ser amigables, es decir, fáciles de leer y de escribir. En WordPress, esto se configura en Ajustes/Escritura. No utilices la típica estructura con fecha o con el número de artículo. Google no es adivino. Facilítale la comprensión de tu contenido. El contenido es el rey. Si no todavía no habías escuchado esa frase, ya lo has hecho. Es un tópico, pero es cierto. Ya puedes tener una web más rápida que Usain Bolt, que si no publicas buen contenido relacionado con las palabras clave que quieres posicionar, no te servirá de nada.

No olvides publicar con frecuencia, al menos un post por semana. Y, por supuesto, tu contenido tiene que ser original, de tu propia cosecha. La buena redacción (sin faltas de ortografía) y una buena extensión (a partir de 600 palabras) son factores que gustan mucho a Google.

Jerarquiza tu contenido. Las temáticas más importantes las ordenas por categorías. Si escribes sobre deporte, tus categorías podrían ser Fútbol, Baloncesto, Balonmano, Ciclismo, Tenis y Volleyball, por ejemplo. Las etiquetas son una muy buena forma de concretar un poco más estos contenidos, de forma que tu lector pueda buscar noticias relacionadas, y Google, también. En una noticia de fútbol, las etiquetas Liga, Real Madrid e Isco serían muy adecuadas para un partido del equipo de Zidane.

Relacionado con lo anterior, el uso de negritas y encabezados ayuda a los buscadores a dar mayor importancia a esas palabras. El texto en negrita debe aparecer en el HTML de esta forma: <strong>Texto</strong>. Si usas WordPress, no te preocupes, lo hace de forma automática. En cuanto a los encabezados Título 1, 2, 3, 4, que se corresponden con las etiquetas <h1>, <h2>,<h3> y <h4>, se emplean para establecer secciones dentro de un texto, a excepción del Título 1 (<h1>) que solo se emplea para el título. Recomiendo utilizar sólo el “Título 2″.

Atributo ALT de las imágenes. Es el gran olvidado. Los buscadores no son capaces de interpretar las imágenes, por lo que necesitan que les digamos qué aparece en cada una de ellas. WordPress lo hace de forma automática al introducir darle un título a la imagen. Rellenar el apartado “Descripción” también es un elemento que mejora el SEO.

Enlaces de otras webs o blogs (link building). Además de mejorar tu posicionamiento, te dan tráfico directo. Esto antes se conseguía mediante el blogroll o lista de enlaces, hoy en día eso sirve de poco o nada. Lo que tiene ahora Google es la calidad de los sitios que te enlazan y que lo hagan con algún motivo, no porque sí. Para lograr estos codiciados enlaces, lo que te recomiendo que hagas es escribir un post en otro blog con un alto nivel de tráfico. Esto te permite darte a conocer, hacer amistad con otros bloggers, atraer más tráfico a tu blog y, además, mejora tu SEO. ¿Qué más quieres?

Si los enlaces de otras web mejoran nuestro posicionamiento, el de las redes sociales también. Es muy importante que nos demos de alta en aquéllas en las que se encuentra nuestro público objetivo. Las redes sociales no son pokémons. Es imprescindible que completemos nuestro perfil al detalle y que compartamos nuestros contenidos. No olvides hablar sobre el sector en el que estás y compartir artículos, infografías y vídeos de otros, si no aburrirás a tus seguidores con tu propaganda.

Por último, no puedo olvidarme de recomendar que instales un plugin que mejore el SEO de tu blog. Te recomiendo fervientemente que utilices WordPress SEO by Yoast. A mí me va muy bien. Puedes configurar tanto el título y la descripción del blog que aparece en Google, como estos mismos parámetros para cada nueva entrada, a través de una serie de campos situados debajo del editor de texto. Te animo a rellenarlos para que tus artículos no pasen desapercibidos.

A posicionarse.

¡Puntúa este post!
(Votos: 2 Promedio: 5)
Pablo Moreno Acevedo

Pablo Moreno Acevedo

Consultor de marketing digital especializado en la creación y el posicionamiento de contenidos. Me dedico a aumentar la visibilidad, los clientes y los ingresos de otros profesionales a través de Internet.
Comparte en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

 

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar

15585
15856

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar