Descubre qué licencias de imágenes hay y cuáles puedes utilizar en tu blog

Uno de los mayores quebraderos de cabeza que todos los bloggers tenemos a la hora de publicar un post es elegir la imagen o imágenes que van a acompañar al texto.

Te ocurrirá lo mismo si administras una página web o algún perfil en redes sociales. El problema se acentúa si gestiones varios perfiles. Y ya no digamos si te dedicas a ello profesionalmente.

Prácticamente cada día tienes que estar buscado imágenes (fotografías, ilustraciones, iconos) para nutrir de contenido visual a tu comunidad.

Lo que hace mucha gente es no prestar mucha atención a los diferentes tipos de licencias de imágenes que existen: unas veces por desconocimiento, otras por falta de tiempo o dejadez.

En este post te voy a explicar lo que necesitas saber para no tener problemas legales en un futuro.

Resulta muy sencillo acudir al buscador de imágenes de Google y elegir la primera que salga.

Sin embargo, esta técnica es muy peligrosa, ya que si esa imagen tiene derechos de autor, se te puede caer el pelo.

Otra opción es acudir a un banco de imágenes, sin embargo, muchos suelen pedir que enlaces al autor, y otras condiciones de atribución que a veces ni entiendes. Te voy a enseñar qué significan cada una de ellas.

Los derechos de autor defienden la propiedad intelectual, es decir, cualquier creación (música, películas, imágenes) realizada por la mente humana.

Tendemos a pensar que todo lo que está en internet es gratis y que podemos utilizarlo a nuestro antojo y compartirlo como si fuera nuestro. Pues bien, ten mucho cuidado porque esto no es así.

 

Las imágenes no son gratis

Los derechos de autor de una obra están vigentes independientemente del canal a través del que se difunda.

No importa si la imagen se encuentra en una revista o en una página web. Los derechos de autor son los mismos.

Me voy a centrar en las imágenes, pero estas licencias valen para todo tipo de creaciones.

Tipos de licencias de imágenes

Aquí entramos en arenas movedizas. Al principio resulta bastante complicado identificar las diferentes licencias, así que céntrate en entenderlas primero y luego puedes hacer un ejercicio práctico.

Existen tres tipos de licencias:

  • Con derechos de autor
  • Creative Commons
  • De dominio público

OJO: Es importante no confundir los tipos de licencias de imágenes con las licencias de venta de imágenes.

Los derechos de autor y las de dominio público son fáciles de entender y memorizar. Es en la licencia Creative Commons donde vas a tener mayores dificultades para diferenciar unas de otras. Pero no te preocupes, no es complicado.

Con derechos de autor (©Copyright)

Protege el contenido en su totalidad, que pertenece al autor o al cesionario (al que se le ha cedido su explotación).

Los derechos de autor surgen al crear una obra. No requieren ningún tipo de registro previo.

Por ejemplo, si un diseñador gráfico crea una imagen y la sube a su web, puede distinguir su imagen mediante una ©.

En cambio, si crea una imagen, pero la vende, ya no puede utilizarla, porque el cesionario es el cliente.

Una variante del Copyright es el Copyleft, un tipo de derecho de autor que permite la libre alteración y distribución de sus copias, siempre que se garantice el libre acceso a las mismas.

Creative Commons

Es un tipo de licencia creada especialmente para internet. Es compatible con los derechos de autor, pero ofrece ciertos derechos a terceras personas, que varían en función de las condiciones concretas de cada obra.

Las licencias Creative Commons no se generan por sí mismas, sino que requieren la intervención del autor.

Hay 4 condiciones a tener en cuenta que conforman los diferentes tipos de licencias:

  1. Reconocimiento: en cualquier obra es necesario reconocer la autoría.
  2. No comercial: la obra que cuente con este distintivo no puede ser utilizada para fines comerciales.
  3. Sin obras derivadas: no está permitido transformar la obra original.
  4. Compartir igual: se permite crear obras derivadas siempre que se mantenga la misma licencia.

Estas condiciones dan lugar a un total de 6 tipos de licencias Creative Commons:

Reconocimiento (by)

Reconocimiento

Se permite cualquier explotación de la obra, así como la creación de obras derivadas y su distribución.

Reconocimiento – No comercial (by-nc)

Se permite cualquier explotación de la obra siempre que no tenga fines comerciales.

Reconocimiento – No comercial – Compartir Igual (by-nc-sa)

Reconocimiento No Comercial Compartir Igual

No se permite el uso comercial ni de la obra original ni de las derivadas. Además, la distribución se debe hacer manteniendo el tipo de licencia original.

Reconocimiento – No Comercial – Sin Obra Derivada (by-nc-nd)

Reconocimiento No Comercial Sin Obra Derivada

No está permitida la comercialización de la obra original ni la creación de obras derivadas, independientemente de su finalidad.

Reconocimiento – Compartir Igual (by-sa)

Reconocimiento Compartir Igual
Se permite el uso comercial de la obra, así como de las obras derivadas, siempre que se mantenga la licencia que regula la obra original.

Reconocimiento – Sin Obra Derivada (by-nd)

Reconocimiento Sin Obra Derivada

Se permite el uso comercial de la obra pero no la creación de obras derivadas.

Cómo obtener una licencia Creative Commons

Para obtener una licencia Creative Commons tienes que acudir a la página oficial para registrar tu obra.

Una vez hecho esto, podrás mostrar tu licencia de tres formas distintas:

  • Commons Deed: es un resumen del texto legal con los iconos relevantes.
  • Legal Code: es el código legal de tu licencia al completo.
  • Digital Code: es un código digital que permite a los motores de búsqueda identificar tu autoría.

Y hasta aquí la explicación de las licencias Creative Commons.

El Quijote es de dominio público

De dominio público

Quedan en este estado todas aquellas creaciones cuyo periodo de protección de derechos de autor ha expirado.

Por ejemplo, El Quijote, ya no tiene derechos de autor, porque Cervantes estiró la pata hace mucho tiempo.

Pueden ser utilizadas sin reconocer autoridad, sin pagar a nadie y para el fin que se estime oportuno.

Conclusiones

Como ves, el tema de las licencias de imágenes no es moco de pavo.

Tampoco es que sea excesivamente complicado, pero hay que tener unos conocimientos previos y andar con cuidado para ser legales. No te metas en un lío por no informarte lo suficiente.

Por otro lado, si quieres vender fotos online se aplican otra serie de licencias: la editorial y la comercial.

Sea como fuere, si quieres utilizar imágenes de otros en tu página web o en tus redes sociales las licencias a las que debes acogerte son las de derechos de autor, la Creative Commons y la de dominio público.

Espero que te haya resultado útil este post. Nos vemos en los comentarios.

8 comentarios en “Descubre qué licencias de imágenes hay y cuáles puedes utilizar en tu blog

    • Hola, Mónica.

      Pues dentro del artículo que escribas puedes poner “si quieres saber más sobre licencias de imágenes (enlace a este post), en el enlace al blog Fuera Códigos, Pablo te explica cuáles son y en qué si diferencian”. O algo similar.

      Muchas gracias por preguntar. Deduzco que te ha gustado el artículo 😉

  1. hola a todos no entiendo, tengo que hacer una tabla con estas preguntas

    identificar dos tipos de licencia que me permitan utilizar imagenes para el desarrollo de mis tareas sin ocasionar ningun gasto?
    tipo de linecia caracteristicas fuente consultada

    asi es la tabla que debo llenar

    • Hola, Luis.

      Puedes utilizar para tu proyecto las Creative Commons (absteniéndote a las normas de cada tipo de licencia) y las de dominio público. Ojo: si tu proyecto tiene ánimo de lucro, no podrás utilizar todas aquellas con licencia “no comercial”.

      Un cordial saludo 🙂

  2. cordial saludo

    Pablo, muy completa la información en relación a “para tu proyecto las Creative Commons” que mencionas a uno de los participantes se puede usar cualquiera de las seis? citando esta pagina obviamente
    gracias por la atención a este comentario

    • Muy buenas, Andrey.

      Las licencias no las eliges tú, sino el autor de las imágenes. Debes ceñirte a las características de la licencia de cada imagen. Según la naturaleza de tu proyecto podrás utilizar unas u otras. Por ejemplo, si es un proyecto con el que ganas dinero no podrás utilizar ninguna que tenga el atributo ‘no comercial’.

      Me alegro de haberte ayudado 🙂

Deja un comentario

 

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar

7 pasos para redactar
un post que posicione

Apúntate al webinar

Share This